El abuelo de Kayla, la nena fallecida, pide un lugar donde recibir a su hija Florencia

El abuelo de Kayla, la nena fallecida, pide un lugar donde recibir a su hija Florencia

Asegura que su hija Florencia Fernández va a recibir el alta y no tiene donde vivir. Que ella está sola y él vive en una casilla.

El accidente ocurrido en la mañana del 2 de enero en la ruta nacional 22, cerca de Villa Regina, dejó como saldo: una nena de 8 años fallecida (Kayla), al conductor violento y alcoholizado detenido y acusado de homicidio culposo (Juan Sandoval) y ahora se supo que la mamá de la chiquita, Florencia Fernández, no tiene lugar donde vivir y hacer su recuperación por las graves lesiones recibidas: fractura de fémur, cadera y multiples politraumatismos.

Así lo dio a conocer, ayer, Alejandro, padre de Florencia, “mi hija esta semana o la semana que viene va a estar de alta. El tema es que no se donde la voy a llevar porque yo sigo sin trabajo, vivo en una casilla de madera detrás de la casa de mi madre de la cual me están corriendo, me están echando y no se donde llevarla, no se donde vamos a ir a vivir. Yo me tengo que hacer cargo de mi hija. Ella esta sola”.

“Mi hija va a estar tres meses sin pisar, y tres meses de rehabilitación. No tenemos donde vivir, no tenemos donde ir cuando el hospital les de el alta. Por eso me gustaría llegar a gente que nos puede dar una mano, al gobierno -quizás- que nos pueda ceder una casa, para poder tener un techo”.

Por el hecho se encuentra detenido Juan Sandoval de 36 años de edad, acusado de homicidio culposo. Se supo, que en el momento del accidente el sujeto conducía a 190 km por hora y con 1.30 gramos de alcohol en sangre.

Otro de los datos aportados a la causa es que el conductor estuvo violento durante el viaje contra la mamá de Kayla, situación que provocaba el llanto de la criatura hasta el fatal desenlace.

Por este motivo, se le imputaría la conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria ya que como consecuencia de todo ello fue que el conductor perdió el control del auto, derrapó sobre la cinta asfáltica hasta finalmente volcar, dar varios tumbos y quedar sobre la sub banquina norte. Seguidamente, el auto quedó envuelto en llamas.

En el siniestro Kayla falleció en el acto tras salir despedida del habitáculo, su mamá Florencia Fernández resultó con fractura de fémur derecho y de cadera y con politraumatismos resultó el amigo de la pareja que viajaba en el asiento trasero junto a la menor.

En este tipo de casos, la ley 27.347 agravó las penas para los conductores que tienen más un gramo de alcohol por litro de sangre. Por lo tanto, en caso de recaer condena en la etapa de juicio, Sandoval podría recibir una pena que va de los 3 a 6 años de prisión.

Author Image
Cecilia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.