Calles anchas es la clave para que llegue la energía eléctrica a las tomas, según Calf

Calles anchas es la clave para que llegue la energía eléctrica a las tomas, según Calf

La cooperativa planifica una inversión importante en la construcción de 246 kilómetros de líneas de media tensión y se pretende regularizar la energía eléctrica en 1780 loteos en tomas o asentamientos.

Esos números, en la realidad de cada familia que vive en uno de estos barrios, no significan mucho. Juan Fuentes, el gerente de obras de Calf lo explicó de otra manera.

¿Cómo hacer que el tendido sea más rápido, que llegue antes? “Lo complejo de la obra viene dado por la traza de las calles”, dice Fuentes. Hay una normativa que Calf debe cumplir y debe existir una distancia entre el poste y la casa.

“No podemos montar una estructura en cualquier lugar, hay que respetar una distancia determinada la línea de edificación. Como muchos asentamientos van creciendo en forma muy desordenada, a veces encontrás que las calles no tienen el ancho suficiente”, dije el gerente de Calf.

Si tuvieran el ancho “sería mucho más sencillo, se haría un proyecto para conseguir financiamiento y ejecutarlo, l mayor complejidad viene por la definición de la traza urbana”.

¿Cómo se podría tener calles más anchas?

El desafío allí parece el consenso entre vecinos y la Municipalidad. Porque algunas familias deberían mudarse para que la calle sea más ancha o para abrir una calle.

Cuanto más años pasan, este acuerdo que beneficia al barrio en su conjunto es más difícil. Porque las familias invirtieron en mejorar la construcción, lo hicieron con su esfuerzo y no quieren perderlo.

Por otra parte, no se les ofrece una alternativa viable. Si la oferta es un terreno, entonces implica dejar el barrio, perder todo el esfuerzo que se hizo para edificar, no parece aceptable.

Si no se abren calles, no se puede tener luz. Y parece un círculo sin salida.

Renabap ofrece una visión más global

En los últimos meses Calf y otras empresas de energía comenzaron conversatorios con el Registro Nacional de Barrios Populares.

“Trabajar con el Renabap fue muy interesante porque nos ordenó un poco en el proceso de ejecución, de juntar la documentación para cada proyecto, tuvimos ingresos externos que permiten encarar la obra con otra libertad”, contó Fuentes. Ese fue el caso de Ruca Antú, en la meseta.

Pero Calf se sumó también al trabajo regional de Renabap “para abordar el tema de regularización de asentamientos desde un punto de vista más global, estamos manteniendo un conversatorio con la gente de Edersa, EPEN o sea todos los involucrados que queremos una salida, que en este caso de nosotros que los neuquinos estén mejor”.

Hay un equipo en Calf encabezado por David Lugones que se dedica a este proceso de regularización. “Tienen la orden de Darío Lucca de colaborar en todo lo posible para lograr la regularización de los asentamientos”, dijo Fuentes.

En el balance presentado por la cooperativa se informó que sería necesaria la regularización de 4000 lotes más en los próximos años.

 

Author Image
Cecilia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.