Alberto Fernández ¿un presidente peronista?

Alberto Fernández ¿un presidente peronista?

Parece que al presidente Alberto Fernández no le gusta la “liturgia peronista”. De otra forma no se explica que haya llegado hasta “el corazón de Neuquén”, el Oeste, y que haya preferido prohibirle a los vecinos que se acercaran.

La primera acción fue no difundir, ni siquiera entre los adjudicatarios, que estaría en el acto de entrega. Una vecina confirmó a este medio que se enteró por la llamada de un familiar cerca del mediodía, porque lo había visto en un medio de comunicación. “Me sorprendió”, admitió, porque todos los adjudicatarios están en un grupo de Whatsapps y nadie lo había comentado.

La felicidad de acceder a una vivienda se comparte con la familia, así que muchos de los nuevos dueños habían invitado a sus hermanos, hermanas, sobrinos, sobrinas y sobre todo padres y madres. Pero ninguno pudo pasar. A través de un alambrado, explicaban una y otra vez a adultos mayores e infancias que podrían pasar “cuando terminara el acto”.

Familiares de los adjudicatarios que no pudieron entrar

Así que el presidente y su comitiva no invitó a nadie y no dejó que entraran los que habían invitado otros. Por ejemplo, la prensa neuquina tampoco pudo acceder para registrar el corte de cintas.

¿Y donde estaban los peronistas? ¿Ninguna agrupación política quiso ir a ver al presidente? Tal vez tampoco fueron invitados porque un grupo minúsculo, de unas 20 personas con 5 banderas azules que decían “Darío Martínez” tampoco pudieron entrar.

Este presidente, que se dice peronista, pero “bajó de los barcos” y no quiere ver gente, que no quiere actos con pueblo, no parece peronista.

Opinión- Cecilia Soberon

Author Image
Cecilia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.